jueves, 18 de septiembre de 2008

Tratamientos para la basura.

Incineración -
La incineración de los residuos sólidos logra una importante reducción de volumen, dejando un material inerte (escorias y cenizas) de cerca del 10% del inicial. El proceso, que se realiza en hornos especiales, emite gases durante la combustión, por lo que una inadecuada combustión generará humos, cenizas y olores indeseables. La técnica de incineración, a excepción de cuando se usa en los residuos hospitalarios, no es recomendable para los países en desarrollo como el nuestro, y menos aún para las pequeñas poblaciones, debido a las siguientes causas:
1- Se requiere de un elevado capital inicial.
2- Altos costos operativos, fuera del alcance de nuestras poblaciones.
3- Se necesitan técnicos bien calificados, que son escasos. Su operación y mantenimiento son complejos y presentan muchos problemas.
4- No es flexible para adaptarse a tratar mayores cantidades adicionales.
5- En ocasiones se requiere de combustible auxiliar, ya que el poder calorífico de la basura es bajo porque contiene mucha humedad.
6- Se requieren equipos de control para evitar la contaminación del aire.
Frente a los requerimientos y disponibilidad del terreno, como la tecnología del Relleno Sanitario -que requiere amplia superficie-, la incineración es utilizada en países en los cuales el valor de la tierra es alto y además pueden afrontar los costos de las tecnologías apropiadas.

Tratamiento aeróbico: compostaje
El proceso posee grandes dotes ambientales, ya que permite su operación continua bajo cualquier condición climática, no requiere de volteos, no existen insectos, roedores o aves, no existe generación de olores desagradables, ya que el proceso de fermentación propiamente dicho se lleva a cabo en un digestor cerrado en el cual es introducido el material a compostar y donde se agrega en forma permanente la cantidad de aire estrictamente necesaria para mantener el proceso aeróbico.
El proceso comienza con la recepción de los materiales a compostar, que consisten en residuos de ferias y mercados, como por ej.: verduras, papas, cebollas, frutas, etc., y material verde como ramas, troncos, cortes de césped, etc., los cuales fueron seleccionados en origen y transportados en forma diferenciada hasta la planta de compostaje.
Una vez ingresado el vehículo con el material de relleno sanitario, se lo pesa e identifica, luego de lo cual el vehículo es enviado a la planta de compostaje. Una vez allí existen dos zonas de acopio de materiales, una para material verde y otra para los residuos de ferias y mercados. El paso siguiente es retirar de los acopios los residuos que no pueden ser tratados, residuos tales como sunchos de plástico, plásticos, etc., tras lo cual se procede a triturar ambas corrientes de materiales. Una vez triturados los residuos se efectúa la mezcla de ambas corrientes residuales en una proporción adecuada para ser luego trasladada hasta el equipo de fermentación. El equipo de fermentación se compone de una tolva donde se carga la mezcla a compostar, que a través de un pistón es introducida en los silos plásticos horizontales. Junto con el material a compostar se introduce dentro del silo una manguera perforada a través de la cual se inyecta el aire necesario para desarrollar la fermentación aeróbica. Durante el proceso de fermentación, en primer término se desarrolla una fase termofólica en la que se alcanzan las mayores temperaturas, y es en esta fase donde se efectúa el control de elementos fitopatógenos. Una vez que disminuye la temperatura se desarrolla la fase mesofólica, donde se produce la descomposición final.
Durante este proceso se logra una reducción del peso de aproximadamente un 70%, y su volumen diminuye un 60%. Una vez superada la etapa de la fermentación se lleva a cabo la maduración del producto, que insume otros 45 días aproximadamente, y que se desarrolla dentro de las mismas bolsas del silo, pero habiéndoles generado un corte a todo lo largo. Luego de este tiempo de maduración el compost es retirado de los silos para ser acopiado para su terminación, consistente en un tamizado a fin de obtener el tamaño de partículas deseado.
El compost en estas condiciones se encuentra apto para ser comercializado a granel o en bolsas de distintos tamaños.


Lombricompuesto
El problema de la basura es grave en todo el mundo. Más de la mitad de los residuos que se generan a diario está constituido por materia orgánica. Si se tomara la decisión de transformarla en el hogar mediante lombrices rojas californianas, disminuir�amos la contaminación y la tarea inútil de transportar y depositar grandes cantidades de residuos orgánicos.
El producto de interés es el estiércol de lombrices. De las 3.000 especies de lombrices de agua dulce, la lombriz roja californiana es la que se adapta mejor a la vida en grandes concentraciones. No tienen problemas territoriales. Ponen huevos semanalmente y se multiplican rápidamente. Las lombrices se pueden tener en una casa, en el balcón, etc. El lombricompuesto posee fitohormonas que favorecen el crecimiento de la planta, la floración y la fijación de flores y frutos. Otra característica es que las hortalizas que se cultivan con este abono contienen más minerales y vitaminas. Las plantas aumentan sus defensas naturales. Un limonero o un jazmín tratado con este producto durante tres semanas, se verá libre del tizón negro de las hojas, mosquitas blancas y pulgones.
Debido a la heterogeneidad de la fracción orgánica del residuo sólido domiciliario, el compost obtenido luego del proceso aeróbico contiene elementos que deben ser eliminados si se busca una buena presentación comercial para la venta del compost. La lombricultura es una actividad rentable que puede organizarse industrialmente. En nuestro mercado el precio de un tonelada de compost es de aproximadamente 250 dólares.


Tratamiento anaeróbico: generación del biogás
La digestión anaeróbica es un proceso por el cual el contenido orgánico de la basura es reducido por la acción bacteriológica de microorgnismos en ausencia de oxígeno. Del proceso anaeróbico resulta una mezcla de gases (biogás) cuyos principales componentes son el gas combustible metano y el gas dióxido de carbono, quedando como residuo un lodo con características de bioabono, que puede ser utilizado como mejorador del suelo en agricultura.
El método de digestión anaeróbica ha sido utilizado con cierta frecuencia en tratamiento de residuos provenientes de algunas industrias como la cervecera, los tambos y la cría intensiva de ganado.
Desde hace décadas, en algunos países como Holanda, Australia e Inglaterra, se aplica este tratamiento a la fracción orgánica de los residuos sólidos domiciliarios, como resultado de la investigación y el desarrollo tecnológico. Al igual que el compost, el proceso anaeróbico exige la clasificación del resto de los residuos sólidos y también resulta una buena oportunidad para iniciar las prácticas del reciclaje de otros materiales. El biogás obtenido puede utilizarse como combustible para otras aplicaciones que el gas de la red (gas natural) o el gas envasado (tubos y garrafas), con la diferencia de que el biogás tiene un poder calorífico algo menor.

Fuente: tq.educ.ar